Sinopsis

1924: un grupo de hombres, futbolistas amateur de profesiones diversas, emprenden viaje rumbo a la mayor aventura de sus vidas. Parten desde Uruguay hacia Europa para desembarcar en el París de los años locos donde los esperaba, contra todo pronóstico, la gloria Olímpica y el asombro del mundo entero.

Esta hazaña sería la primera de otras que vendrían en 1928 y 1930.

En el contexto de los preparativos para la celebración del centenario de la Jura de la Constitución, surge la idea de organizar el primer campeonato mundial de la FIFA en Montevideo y la construcción del Estadio Centenario, el más grande del mundo en ese entonces.

El resultado no pudo ser mejor: Uruguay se corona campeón del mundo y sin pretenderlo, esta selección se constituye como el puntal de la identidad nacional de un país que estaba naciendo. Sangre de Campeones es el relato de su historia, y a través de ellos, la de toda una nación.